St. John Neumann Catholic Church

Houston, Texas

header photo

Nov 30-Dec 7, 2014

November 29, 2014

People often dream about a beautiful world without worries or pain. We know that our world will never be such a paradise. Imperfection is the mark of our world and of every human being. But Advent reminds us of this: let God come into our world and let him enter our lives; then everything will be better. And God came: he is here with us in Jesus. With him we can make this world not yet a paradise but at least much better if with him we learn to bear the pain of the evil in this world and fight it with all our might. Then it may become a sign of the paradise of heaven. Let Jesus fill us with that hope and strength.

La gente sueña con frecuencia en un mundo bello y hermoso, sin problemas, preocupaciones y sufrimiento. Aunque sabemos que nuestro mundo nunca llegará a ser tal paraíso. La imperfección es la marca de nuestro mundo y de cada ser humano. Pero el Adviento nos recuerda esto: Que ojala Dios venga a nuestro mundo y entre en nuestras vidas; entonces todo será mejor. Y Dios vino ya: Está aquí con nosotros en Jesús. Con él podemos hacer de este mundo no un paraíso todavía, pero al menos podemos hacerlo mucho mejor si con Jesús aprendemos a soportar el dolor del mal en este mundo y luchar contra él con todas nuestras fuerzas. Entonces nuestro mundo podrá llegar a ser un signo del paraíso del cielo. Dejemos que Cristo nos colme con esa fuerza y esperanza. 

Go Back

Comment