St. John Neumann Catholic Church

Houston, Texas

header photo

Words For Holy Week_Para Semana Santa

What are we going to say to Jesus this Holy Week? 

HOSANNA is the first word. It means "Grant salvation!" or "Save, we pray!" It is a salutation, exultation, jubilation, celebration word, a good word for greeting a leader, a lord, a hero, a popular person. "Hosanna!" gets Holy Week off to a rousing start. 

JESUS CHRIST IS LORD! are the next words we say and pray. These four words are the digest of our faith, the summary of our hope, the résumé of our love. Jesus suffers, dies, and rises in order to be true to these words. The grand events of Holy Week explain and proclaim these words. 

CRUCIFY HIM! CRUCIFY HIM! Violent, jagged, harsh, ugly words are these. We need to hear them even though we dare not say them again. These words have been said too often in a world that cannot tolerate too much love, too much mercy, too much unselfish sacrifice for others. 

CLEARLY THIS WAS THE SON OF GOD! is our final phrase. After all the consulting and insulting, after all the beating and bleeding, after all the crying and quaking as a body and a world break apart, these are the words that lead us to Easter's best word of all: ALLELUIA! PRAISE GOD! 

  

¿Qué le vamos a decir a Jesús esta semana Santa? 


HOSANNA es la primera palabra. Significa "!Gran Salvación!" o "Salvar, oremos!" Es un saludo de alegría, júbilo, palabra de celebración, una buena palabra para saludar a un líder, un héroe, un señor, una persona popular. "¡Hosanna!" da un entrada a la Semana Santa con un entusiasta comienzo. 

JESÚS CRISTO ES EL SEÑOR! Son las próximas palabras que decimos y rezamos. Estas cuatro palabras son el Resumen de nuestra fe, el Resumen de nuestra esperanza, el currículum de nuestro amor. Jesús sufre, muere y resucita con el fin de ser fiel a estas palabras. Los grandes eventos de la semana Santa explican y proclaman estas palabras. 

¡CRUCIFÍCALO! ¡CRUCIFÍCALO! ¿Son palabras violentas, irregulares, ásperas, feas. Necesitamos escucharlas aunque no nos atrevemos a decirlas otra vez. Estas palabras han sido dichas demasiado a menudo en un mundo que no puede tolerar mucho amor, mucha misericordia, mucho desinterés de sacrificio por los demás. 

¡CLARAMENTE ESTE ERA EL HIJO DE DIOS! Es nuestra última frase. Después de todo lo consultado e insultado, después de toda la paliza y el sangrado, después de todo lo llorado y lo temblado así un cuerpo y un mundo se romperán aparte, estas son las palabras que nos llevan a las 

mejores de todas las palabras de Pascua:
¡ALELUYA! ¡ALABADO SEA DIOS! 

Go Back

Comment