St. John Neumann Catholic Church

Houston, Texas

header photo

March 3-10, 2019

     Over the last few weeks we have heard Jesus begin to teach his disciples—and us—how to see the world hrough God’s eyes. Two weeks ago we heard Jesus tell us that the poor and hungry would be rewarded and that woe would come to those who are rich and satisfied. Last week Jesus told us to love our enemies and to turn the other cheek. Today he tells us to remove the wooden beam from our judging eyes.

     This is a challenging worldview, for it flies in the face of how most people view the world. But it matches how God has acted throughout human history. Repeatedly, God has shown mercy to the sinner, blessed the needy, and forgiven the enemy. Jesus calls us to do the same.

     Sirach and Luke each point out the importance of integrity and the danger of hypocrisy. What we say and what we do must be sincere. Otherwise, our words are those of a hypocrite: Do as Isay, not as I do. People will ignore what we say if our words are empty.

      

     Durante las últimas semanas hemos oído a Jesús que ha comenzado a enseñar a sus discípulos, igual que a nosotros, cómo ver el mundo con los ojos de Dios. Hace dos semanas escuchamos a Jesús decirnos que los pobres y hambrientos serán recompensados, pero ay de los ricos y satis- fechos. La semana pasada Jesús nos decía que amemos a nuestros enemi- gos y que pongamos la otra mejilla. Hoy nos dice que quitemos la viga de nuestros ojos sentenciosos. Esto es un desafío de cosmovisión, pues es un enfrentamiento con la manera en que la mayoría de las personas perci- ben el mundo. Pero enseña igualmente cómo Dios ha actuado a través de toda la historia humana. Dios le ha mostrado repetidamente misericordia al pecador, ha bendecido al necesitado y perdonado al enemigo. Jesús nos pide que hagamos lo mismo.

     Tanto Sirácide como Lucas nos señalan la importancia de la integridad y el peligro de la hipocresía. Hay que decir y obrar con sinceridad; sino nuestras palabras serán como las de los hipócri- tas: hagan lo que yo diga, pero no lo que yo haga. La gente ig- norará nuestras palabras, pues les sonarán vacías .

 

 

 

Question of the Week: 

In what ways do I speak or act without integrity?What must I say or do at home or in my community to bear good fruit? Can I make a commitment to doing. something fruitful throughout Lent?

Pregunta de la Semana: 

¿Cómo he hablado o actuado sin integridad? ¿Qué debo decir o hacer en mi casa o en mi comunidad para dar buenos frutos? ¿Puedo hacer el com- promiso de hacer algo fructuoso durante la Cuaresma?

Go Back

Comment